Faltan dos díasFaltan dos días

Bueno, comenzó la semana en la que Dobby viene a casa.
Mañana lunes Dobby irá al veterinario a que le realicen las analíticas y el miércoles ya podré ira recogerlo, no veo llegar la hora.

Hoy, ya me ha llegado la confirmación, nos llega el arnés de seguridad. Al fin estaremos tranquilos pues ya tenemos todo el equipamiento para hacernos cargo de él.

Todo es una gran incógnita y todo es esperanza e incertidumbre. No paro de imaginarme el encuentro, el viaje y la llegada a casa. Me parece como que todo irá bien, pero puede pasar cualquier cosa. De todas formas, sol hay que tener paciencia y esperar que todo pase como ha de pasar, no se puede hacer más. Hoy me he planteado hacer espacio en el comedor para ubicar su cama y comederos. Luego, el elegirá su lugar seguramente, no se como funciona esto, pero sea donde sea, será donde se encuentre cómodo y eso es lo que se le ha que procurar.

Paciencia e incertidumbre… son sólo dos días.

Deja un comentario