Post de ACOLAMA en FacebookPost de ACOLAMA en Facebook

Traducimos:

Dobby adoptado!
Estamos muy contentas de dar esta gran noticia, para nosotros Dobby es muy especial, era un perro enfermo, con Leishmania, medicación y seguimientos veterinarios, verdaderamente pensábamos que no encontraría familia. Dobby es un amor de perro, sociable, juguetón, tranquilo y no queríamos que porque tuviese Leishmania no encontrara una familia.
Un día nos llamó Jose Maria Zapata y nos dijo que quería adoptar a Dobby, nosotros no nos lo podríamos creer pero teníamos miedo, puesto que Dobby necesitaba mucho seguimiento veterinario, medicación continúa cara, porque son muchos medicamentos, vacunas… esto comporta un coste elevado, pero Jose Maria dijo que él le daba igual, que quería que Dobby fuera su compañero de vida y que haría todo el que tuviera que hacer porque él estuviera bien.
A Dobby le ha tocado la lotería, no puede tener mejor propietario, el lo aprecia, lo cuida, lo mima, todas pensamos que Dobby estaba hecho para acabar a compañía de Jose Maria.
Estamos muy muy contentas y muy agradecidas a Jose Maria por todo lo que hace, la dedicación, el aprecio y el respeto que muestra cada día.

Gracias y Gracias para darle una oportunidad a Dobby.

Nuestra respuesta:

Traducimos:

Las gracias las tengo que dar yo por haberme permitido compartir mi vida con este querido Dobby que, aunque es un personaje, me ha hecho sentirme querido y respetado. Hemos llegado a un entendimiento increíble y a una complicidad indescriptible. Porque esto es el que es para mí: un amigo, un cómplice y mi querido compañero. No sé si habrá quien no lo entienda pero es todo esto y el motivo de levantarse cada día con una demostración incondicional de afecto y de agradecimiento, el cual es recíproco. Sobre su enfermedad, espero poder soportarla lo mejor posible y hacer que se sienta lo mejor posible. Y que compartimos la mejor calidad de vida posible. De esto ya me ocupo yo, el con su presencia, su afecto y su complicidad ya aporta el equilibrio necesario para esta feliz convivencia. Espero que dure muchos años este estado de amistad que compartamos. Y animo desde aquí a dar el paso de la adopción porque es del mejor que puedes hacer en tu vida. Gracias Joana, gracias Neus y gracias ACOLAMA por todo el que habéis hecho por mí. Siempre agradecido con vosotros. Gracias

Mi reflexión

Hay muchas cosas en la vida en las que somos primerizos y desconocemos que nos puede deparar el futuro, pero cuando decides una cosa con el corazón y la mente, normalmente te suele dar mas satisfacción que arrepentimiento.

Yo he tomado en mi vida decisiones, no siempre acertadas, como todos, pero a día de hoy nunca me he arrepentido de haberlas tomado, pues de lo que si me arrepiento es de no haber tomado algunas que deseché y hoy no puedo plantearme ni saber si hubieran sido acertadas o no, pues desconozco lo que me hubieran aportado por no haberlas vivido.

Mi madre en un momento crucial de mi vida, cuando le pedí consejo, me dijo unas sabias palabras que nunca he olvidado:

«Hijo arrepiéntete de lo que no hiciste y no de lo que decidiste hacer, pues de eso si sabes que te ha aportado, de lo que no hiciste nunca lo podrás saber.»

Pues esta decisión de adoptar a Dobby, es de las que nunca me arrepentiré, aunque fui aconsejado de lo difícil y costoso que es llevar adelante a un animal enfermo y lo decepcionante que puede llegar a ser. Nada que ver con la realidad, para nada es decepcionante, si no al contrario, para mi cada día que Dobby me despierta es un día de satisfacción, cariño y alegría. La felicidad que me aporta y compartimos, hace mejor este mundo en que vivimos. Su complicidad, su agradecimiento, esa alegría que me demuestra constantemente, es lo mejor que he recibido en mucho tiempo, si no decir que en mi vida nadie me había demostrado su cariño con esta espontaneidad y sinceridad. Soy consciente de que pueden llegar tiempos difíciles, de dolor de enfermedad y de malos tragos, pero como ser humano que ha vivido algunos años ya, se que sabré soportar todos esos malos tiempos, pues por desgracia la experiencia me ha hecho vivirlos de alguna u otra forma. Pero no es la constante que quiero seguir, de momento y por muchos años, espero, disfrutaremos de la mejor calidad de vida posible y lo que nos depare el futuro lo afrontaremos con la máxima dignidad que podamos, compartiendo todo enteramente y superando todos los obstáculos que nos presente la vida. Algo así, solo se vive compartiendo tu tiempo con un ser como es Dobby, un compañero que ha vivido unas experiencias muy negativas y que ha encontrado a otro ser que también comparte con el haber vivido muchas y muy malas experiencias, que también tiene una enfermedad crónica y que como él ha de medicarse cada día de su vida para poder sobrevivir. Son tantos los puntos en común que tenemos, que si creyera en algo, diría que el destino nos ha unido por que nos complementamos, pero yo lo atribuyo a la casualidad y a una necesidad humana que intenté solventar. Ayudar a un animal y esperar su ayuda hacia mi mismo. Una correspondencia que aunque pueda parecer extraña es real y está ahí, junto a nosotros.

Deja un comentario