Santiago: «El Pupas» :)Santiago: «El Pupas» :)

¡Ay!, mi pobre Santiago.
Corre como una bala, le encanta correr, saltar, derrapar…, y todo ello perseguido por el resto de la manada del Pipi Can donde vamos cada tarde. Tambien perseguir y mordisquear las colas de algunos perros, le llaman mucho la atención, y aunque lo hace como un juego y dudo que les haga daño, a ninguno le gusta que se lo hagan y, a veces encuentra el marcaje o una pequeña mordida de alguno de esos perros con los que corre. Ya ha tenido un par de marcas que se ha ganado, o no por el hecho de correr mas que ninguno. El pobre, como muchos galgos, está marcado por varios sitios. Si a esto le sumas que tienen la piel muy fina, muy poca carne, es todo músculo, y que los dientes y uñas de los perros son incisivas, pues ya tienes la herida formada.

Herida casi cerrada y con pelo, ¡increíble!

Si hace unas tres semanas fue una rascada con la uña de un perro de la manada, que le arrancó piel, le hizo fiebre y tuvimos que darle antibiótico y curarla con betadine y luego con blastoestimulina por dos semanas para que cerrase bien, que por cierto la tiene ya casi que no se distingue, al contrario de dos anteriores que no les ha crecido pelo y han quedado marcadas, pues bueno, hoy ha tenido tanta mala suerte que paseando por el prado de cerca de casa, se acercó al muro que lo delimita y al querer subirse a él ha resbalado pues estaban húmedas las piedras y se ha hecho una rascada en la pata posterior derecha. Pobre se ha quejado un buen rato y le ha salido algo de sangre. Hemos vuelto a casa y tras limpiarle la herida, hemos comprobado que tan solo era una rascada no muy profunda, pero junto al pequeño golpe que ha recibido con las piedras del muro, le hace que le duela y que cojee un poco. No tiene nada de hueso ni de tendones, pues le movemos la pata y presionamos en el hueso y no se queja nada, y el se quejaría seguro pues con cualquier cosita ya se queja. Es por eso que estamos tranquilos, le iremos curando la rascada y hoy reposará en casa, pues dudamos que sea bueno que corra, que seguro correría este bruto. En fin, pobre Santiago, es un pupas, pero mas se hace querer. Esperamos que esté mañana al 100% y nos haga disfrutar con sus carreras, saltos y derrapes, a lo «Santiagooooo»


Deja un comentario